Su Majestad la trufa blanca: comienzan las ferias de otoño entre diversión y productos regionales de excelencia.

Su Majestad la trufa blanca
La ciudad italiana de Alba en Piamonte  ha sido la primera en abrir las puertas a su Majestad la trufa blanca con un gran festín, que se repetirá cada semana hasta el 26 de noviembre.
Durante el segundo fin de semana de la 87ª Feria Internacional de la Trufa Blanca de Alba, (del 13 al 15 de octubre) la ciudad se transformará, por una noche y un día, en un animado pueblo medieval con cientos de personas vestidas con  trajes de la época que involucrarán a los visitantes en juegos, escaramuzas, bailes, canto y teatro de calle.
En cada rincón de la ciudad se servirán también delicias de sabores antiguos, cocinadas directamente en el lugar con ingredientes de la tradición: docenas de platos calientes y fríos, vinos y el clásico Mercado de Trufa Blanca de Alba (en el Cortile della Maddalena) donde se podrá reservar y comprar directamente la trufa.

Mercato Langhe
El Alba Truffle Show dará la bienvenida a los chefs Michelangelo Mammoliti, Eugenio Boer, Cristina Bowerman y Stefano Paganini, mientras los Foodies Moments y las experiencias sensoriales se pueden reservar directamente en www.fieradeltartufo.org
A partir de finales de octubre, en concreto desde el 29 de octubre hasta el 12 de noviembre, podremos seguir disfrutando de la trufa blanca en la 52ª Feria de la Trufa Blanca de Acqualagna en las Marcas y del 11 hasta el 26 de noviembre en la 47ª Muestra Mercado Nacional de la Trufa Blanca de San Miniato en Toscana.
Estas manifestaciones son consideradas las más famosas y populares de Italia, pero en realidad los italianos, que son muy aficionados a este hongo, pueden disfrutarlo entre las muchas que se celebran en diferentes regiones de Italia.
Estas ferias ofrecen combinaciones curiosas, innovadoras y atractivas, especialmente en el ámbito de la gastronomía.
cucina tartufo
Las combinaciones culinarias.

El matrimonio entre algunos productos regionales de excelencia y  la trufa dan a lugar a una armonía original y a nuevas propuestas culinarias interesantes tanto desde el punto de vista olfativo que del buen gusto.
Degustaciones de trufa con cervezas artesanales y aceitunas a la “ascolana” de la región de Las Marcas, almendras y trufa de la Alta Murgia en la Apulia, etc. En la cocina, mientras que la trufa negra se utiliza principalmente para cocinar pero también cruda, cortada en rodajas, la blanca debe ser estrictamente probada en crudo en alimentos como la fondue, los “tajarin” (típica pasta fresca al huevo de Piamonte) con mantequilla y en el “risotto”.
Por último, los vinos: la trufa blanca exige grandes vinos tintos, el negro, por otro lado, también admite a los blancos.

Calidad y precios

No cabe duda que la calidad y el aroma de la trufa será de muchísimo nivel; este hongo hipogeo se ve además favorecido por el tipo de terreno donde crece, ya que está muy influenciado por las sustancias orgánicas del árbol con el que vive en simbiosis: generalmente roble, tilo, avellano, carpe o álamo.
En el comienzo de la temporada de la trufa blanca, el precio se sitúa alrededor de los 350 euros los 100 gramos (según el análisis de Coldiretti), y está basado en las tendencias de la bolsa de la trufa blanca de Alba y Acqualagna.

Advertencias a los consumidores

A la hora de comprar, es muy importante “verificar la indicación del lugar de la cosecha o el cultivo, el origen en la etiqueta, o en las etiquetas especiales que deben ser obligatorias este año. (La Comisión Europea ha dado claras indicaciones obligatorias que deben estar presentes en los documentos que acompañan al producto en todas las fases de comercialización).

By | 2017-11-08T14:10:54+00:00 octubre 10th, 2017|Viajes Trufados|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment