Prácticas deportivas y de alimentación: ¿Como lograr fuerza y energia?


Durante la semana de Atlética ligera en Barcelona, tuve la oportunidad de conocer de cerca algunos de los deportistas y entrenadores de “La Squadra azzurra” italiana como por ejemplo Giancarlo Chittolini.
Compartimos conversación en la mesa del restaurante Botafumeiro de Barcelona, famoso por su pescado y marisco gallego, acompañados de un buen Godello Valdeorras en un ambiente distendido y elegante, Giancarlo se acordaba de haber estado allí en las Olimpiadas del 1992.
Una ocasión única y diferente de intercambiar puntos de vista sobre el deporte y la gastronomía, con la curiosidad de descubrir conexiones y reflexiones de cada uno, sus experiencias y conocimientos sobre la importancia de una buena alimentación partiendo de dos mundos completamente diferentes pero evidentemente muy conectados entre si.
Giancarlo participó en su día, junto con su hermano gemelo Gian Paolo, en algunas competiciones de atlética, convirtiéndose luego en entrenador de algunos como Alessandro Lambruschini, varias veces campeón europeo, dos veces medalla de bronce en las olimpiadas de Atlanta en 1996 y Campeonato del Mundo  Stoccarda 1993.
Ahora organiza eventos deportivos, como desde hace diez años la “Maratona delle terre verdiane” que se celebra regularmente en los alrededores de su tierra, la “Pianura Padana”.
En esta ocasión, junto con Casa Italia y en el marco de la semana deportiva,  representa a Raffaello Fabio Ducceschi (también en su día olímpico a Los Ángeles en 1984 y en Seúl en 1988) que a través de sus cuadros de trazos lineares y decididos de atletas que corren, saltan, lanzan mientras despliegan su fuerza y energía, trasmite la tensión del momento y su amor por el mundo del atletismo.
El entrenador se pone el problema de cómo lograr el máximo rendimiento de un atleta, preparándolo a conciencia para una competición; le pide que se entregue, sobre todo mentalmente, que confíe y se deje llevar durante su entrenamiento y día a día.
La alimentación a base de productos de calidad y escogidos según las necesidades energéticas es fundamental para el atleta, para que consiga la máxima expresión de si mismo en una competición; la explosión de energía se manifiesta a través de las conquistas en el campo de batalla: una Marathon, un salto, una carrera…

A su manera un periodista gastronómico de investigación se podría poner el problema de cómo entrenar a la mayoría de sus lectores para lograr cocinar bien con buenos alimentos y sin gastarse un dineral, como optimizar los recursos económicos para conseguir el estado máximo de salud y energía para si mismo y los demás.
No se trata de pura disertación filosófica sobre lo que es bueno o malo para unos selectos deportistas (o lectores..) sino de ser mas conscientes del hecho que cada bocado de un cierto alimento logra un conjunto de energías que el cuerpo asimila y luego utiliza según las necesidades; si soy conciente de ello, puedo lograr mas eficiencia y salud o al contrario, empeorarla.
En el Estadio olímpico de Barcelona todos se la han jugado, los expertos críticos deportistas han apuntado al dulce despertar de Francia y de Gran Bretaña en el Europeo, subrayando que el mal de la sociedad del bienestar es el sedentarismo que muestran los jóvenes a la hora de practicar deporte por culpa de los ordenadores, Internet, las nuevas tecnologías…falta el trabajo de campo (colegios…) en definitiva, falta la acción.
Los atletas pueden ser un estimulo para todos a la hora de aplicar aquellos principios de que se habla y poco se practican.
No es por nada que se predica la excelencia de los productos, ¿pero realmente cuantos podemos hoy día y en época de crisis, permitirnos acceder a ellos? ¿Que decir ya de la excesiva refinación y transformación de los alimentos, los conservantes añadidos, saborizantes,  aceites y grasos hidrogenados etc., camuflados por un aspecto atractivo y una publicidad cautivadora?
Creo más en una alimentación sencilla, más cercana al origen del producto, cada vez más difícil de identificar pero más beneficiosa. Incluso los restauradores famosos se han acercado a la dicha “cocina pobre” haciendo de una simple sardina la reina de un plato….  Así que… ¡Acción!

By | 2016-09-20T14:26:04+00:00 agosto 16th, 2010|Salud y bienestar|0 Comments

About the Author:

No Comments

  1. leonidas 18 agosto, 2010 at 3:25 pm - Reply

    Estimada sra. Del Latte:la felicito una vez mas por la gran calidad de sus articulos.No solo son muy didacticos e instructivos a nivel practico,esto es,el que los lea y siga sus consejos,como es mi caso,mejorara notablemente su alimentacion y en consecuancia su calidad de vida y salud ademas de gozar de los placeres de la buena mesa,sino que transmiten las sensaciones que usted siente al hacerlos,cosa que la distingue del resto de sus colegas que normalmente se limitan a una fria narracion de datos.Espero impaciente sus nuevos trabajos.

Leave A Comment