Vino Artesano en el Salón Internacional Live Wine de Milán.

 

En Live Wine 2015, Primer Salón Internacional del Vino Artesano en Milán, los productores artesanos han presentado vinos auténticos y naturales sin adición de dióxido de azufre.
La vinificación sin adición de dióxido de azufre es un camino complicado y difícil, pero sin duda posible y por ello grandes y pequeños viticultores italianos y europeos se han reunido el pasado fin de semana en el edificio histórico del Palacio de Hielo de Milán, (una obra maestra de la arquitectura Art Nouveau completamente rediseñado para dar cabida a grandes eventos) para transmitir al consumidor el respeto por la tierra y dar a conocer los vinos naturales de las mejores y más auténticas producciones territoriales.
En primer lugar me gustaría hablar de los esfuerzos necesarios para obtener un vino lo menos tratado posible y al mismo tiempo  de calidad; una palabra que a muchos puede sonar retórica, pero que tiene un significado específico ya que para conseguir calidad es importante desde el viñedo no tratar con productos químicos sintéticos.  Luego en su transformación es importante actuar correctamente en cada paso para que la vitalidad y las características organolépticas de la uva no queden afectadas.
Por último, pero no menos importante, no debe tener cantidades excesivas de sulfitos añadidos ya que el exceso de estos conservantes puede afectar el sabor y en todo caso pueden ser  perjudiciales para la salud. Hay que decir que el vino produce naturalmente una pequeña cantidad de sulfitos durante la fermentación  y que algunos productores saben obtener vinos excepcionales  sin adicionarlos nunca.  Por esta razón, el artesano que no utiliza aditivos no declarados en la etiquetas hoy día sabe que “su vino” debe tener personalidad, carácter, poseer un alma que lo hace vivo y especial; el vino no es sólo un producto, sino un alimento vivo que lleva dentro  la experiencia y la personalidad de quienes lo producen. Muy bien lo sabía Luigi Veronelli,  el hombre que más hizo para promover la cultura del vino en Italia y muy bien lo saben los participantes al evento LIVE WINE 2015 que sólo han llevado aquellos vinos que no superan estos parámetros:  límite de 50 mg / l de azufre total para los vinos tintos (la ley permite hasta 150 mg / l), límite de 70 mg / l de azufre total para los vinos blancos y rosados (la ley permite hasta 200 mg / l) límite de 100 mg / l de azufre total para los vinos dulces (los límites de la ley  van desde 200 a 300 mg / l dependiendo de los tipos).
Para lograr esto, sólo el cuidado y la dedicación de un artesano, no utilizando levaduras seleccionadas, ni las decenas de aditivos permitidos por la enología moderna, pueden asegurar su éxito.

By | 2017-02-17T12:43:27+00:00 marzo 6th, 2015|Vinos y bodegas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment