Rotundo éxito en los primeros meses de Expo Milano 2015.

Expo Milano 2015
Tres datos son esenciales para entender completamente el entusiasmo y la participación del público que genera la Expo Milano 2015. El primero se refiere a las entradas vendidas al 30 de junio por 15,6 millones, tal como explica la empresa auditora Deloitte Consulting que ha certificado todo. El segundo número se refiere a las entradas que ya han sido emitidas: se alcanzó el número considerable de 8.000.000 y 450.000 en la misma fecha. Por último, las entradas a los torniquetes: el sistema ha registrado alrededor de 6,1 millones de entradas durante estos dos primeros meses de los cuales el 15% con el boleto de entrada por la tarde. Solo por mencionar algunos ejemplos, en los dos primeros meses, el “Cluster” del café ha declarado dos millones de visitantes y Brasil 1 millón, los Estados Unidos alcanzaron su primer millón el 25 de junio; Francia tiene un promedio de 18.000 entradas por día, mientras que el Pabellón Cero registra entre 15.000 y 20.000 visitantes cada día. En cuanto al transporte, entre un 25 y un 30% de los visitantes utiliza el metro, el 30% utiliza la red ferroviaria (Trenord y Trenitalia, también Italo y ferroviarias extranjeras líneas – Francia y Suiza, en particular) y un 25% elige autobuses privados. El resto de los visitantes usan las zonas de aparcamiento privado de la Expo o un servicio de transporte prestado por los hoteles, un taxi y alquiler de coche.
Un capítulo muy importante se refiere a la satisfacción de los visitantes. La firma GFK ha llevado a cabo una encuesta basada en una muestra estadística muy importante de entrevistas. La satisfacción de los visitantes es de 8.4, en una escala del 1 al 10, con picos positivos para el servicio dentro del recinto ferial y por la calidad de los pabellones con sólo un factor crítico en relación con las colas en los puntos de entrada del pabellón. Por último, el 58% de los visitantes dicen que les gustaría volver a visitar la Expo ya que actúa como un escaparate mundial que permite conocer a la vez nuevas culturas y formas de alimentarse sin tener que viajar en cada país.

Por ejemplo, en el Pabellón de Zimbabwe, en el Cluster Cereales y tubérculos, los visitantes pueden degustar CrocoBurger, un bollo con una hamburguesa hecha de carne de cocodrilo. Es una exclusiva para la Expo Milano 2015 y es la primera vez que la carne de cocodrilo alcanza Italia directamente de Zimbabwe, el mayor exportador de este producto en el mundo. Sin embargo, a través de talleres gratuitos podemos aprender por ejemplo como se hace la famosa “granita siciliana” (un granizado de hielo al que se le añade sabores como zumo de limón, café, etc. y se puede tomar solo o acompañado de una brioche), una receta clásica de nuestra cultura mediterránea y todo un ritual en Sicilia, o conocer las excelencias y los nuevos proyectos que promueven las pequeñas empresas de fabricación de calidad.

El proyecto “RECOFFEE” por ejemplo, produce setas utilizando los posos de café, una producción con un mínimo impacto y con un resultado muy bueno, una bondad sostenible que en un principio quizás no era creíble pero que inmediatamente atrajo el interés de muchos. La investigación, desarrollo y comercialización de innovadores productos naturales y ecológicos como los bio-plaguicidas (eficaces para la contención biológica de organismos nocivos para las plantas de cultivo y plantas ornamentales, los animales o los seres vivos) y los 32 proyectos de investigación sobre nutracéuticos y alimentos funcionales que la región Toscana presentara a Expo 2015 (financiados con más de 4,6 millones de euros entre fondos regionales, fondos privados y fondos del impuesto de la renta del 5 por mil destinado por los contribuyentes para la investigación en salud en la Región) son otros ejemplos de excelencia. Entre los proyectos presentados, se estudian las moléculas de la trufa blanca, el Brunello di Montalcino y el pescado, las propiedades del arándano cultivado y silvestre; también se investigan los hábitos alimenticios de los jóvenes en los comedores universitarios y el potencial de los huertos urbanos.


Trabajan para crear alimentos innovadores elaborados por ejemplo con cacao y buscan productos multi-funcionales avanzados para el tratamiento de úlceras y heridas, estudian los efectos del silicio en la cerveza de la Val d’Orcia para tratar la osteoporosis, los insectos y ciertas orugas que pueden ayudar en la lucha contra la hipertensión o algunas moléculas presentes en la col negra para contrarrestar la diabetes; también se está tratando de entender mejor cómo la leche de burra puede ayudar a alimentar a los niños. Proyectos que han entrado en el programa de investigación europeo “Horizon 2020” y que gracias a Expo se dan a conocer, además del turismo gastronómico cultural que se ha dado alrededor del evento y que en la actualidad atrae a miles de visitantes, turistas y consumidores.

By | 2019-02-08T10:33:35+00:00 agosto 3rd, 2015|Gourmet|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment