Navidad: no todos saben que peces comprar

peces
La Navidad se acerca y los consumidores que pueden entender lo que compran son pocos; si queremos comprar calidad para nuestras mesas, es esencial estar bien informado y saber lo que compramos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué siempre encontramos salmón, trucha, atún, lenguado, dorada, ostras, langostinos y mejillones?

Los peces de acuicultura son muy comunes y representan el setenta por ciento de los expuestos en las pescaderías; especialmente en los mercados de las grandes ciudades, es industrial y se importa de Asia, África, América del Sur y el Mar del Norte.
Ahora, incluso para los peces que comemos, casi no hay temporadas, el mercado busca solo vender cualquier producto. Con este panorama, no podemos estar nada tranquilos, tanto por la sostenibilidad como por la calidad de lo que comemos.

Desde el punto de vista nutricional, la diferencia entre los peces de granja y los salvajes es abismal: los primeros crecen rápidamente y se alimentan de piensos hechos de otros peces o animales, se medican con antibióticos y los nutrientes que proporcionan son diferentes, especialmente en la calidad y cantidad de grasas (generalmente un porcentaje menor de ácidos grasos omega 3) y, por lo tanto, más “grasas”.

No hace falta decir que es mejor consumirlo de forma salvaje. Entonces, ¿cómo podemos ayudar a nuestra salud, a la cartera y, al mismo tiempo, a promover una pesca más sostenible?


Por ejemplo, podemos aprender a preguntar y consumir especies que normalmente no compramos y, por lo tanto, el mercado casi no ofrece (la ley de la oferta y la demanda, es decir, “el pez que se muerde la cola”), compra menos pescado de criadero o evítalo directamente.

Las guías de Slow Food son muy útiles para aclarar las ideas, así como participar en clases de cocina o recuperar recetas tradicionales del pasado, preparadas con pescado desconocido hoy en día como la aguja o la lluerna, capturado según la temporada.

Todas las iniciativas de quienes apasionadamente dedican tiempo y recursos a consolidar una actitud responsable hacia ellos mismos y hacia los demás son bienvenidas.

Las asociaciones gastronómicas que se reúnen regularmente a través de actividades voluntarias, por ejemplo, pueden jugar un papel importante a la hora de incorporar y tratar de difundir  nuevas recetas sobre la cocina de pescado.

By | 2018-12-13T15:50:33+00:00 diciembre 12th, 2018|Gourmet|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment